Fundación Enlaces

 

Cambio Climático, Clima de Cambio…

VIDEO Cambio Climático, presentado en el Simposio (20')

(Resumen de la conferencia de apertura del primer Simposio Internacional “La Sostenibilidad del Turismo y Desarrollo Humano para América Latina en el siglo XXI”, organizado por la Bicentenaria Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN León, dictada por el Ing. Alejandro Falcó, Presidente de la Fundación Enlaces para el Desarrollo Sustentable, 20 al 22 de Octubre de 2011, León, Nicaragua) :

El Cambio Climático puede ser considerado como un “efecto secundario, o un daño colateral…”, no deseado, de éste modelo de desarrollo, que resulta ser el mayor desafío al que se ha enfrentado la humanidad en toda nuestra historia…  Todos los individuos del planeta viviremos consecuencias importantes en las próximas décadas, nuestra vida y la de todas las especies será sin duda completamente distinta a la que conocemos hoy, como consecuencia asociada directa o indirectamente al Cambio Climático…

La demanda de la humanidad excede en cerca de un 30% la capacidad regeneradora del planeta, por lo que estamos destruyendo el capital natural en lugar de utilizar tan sólo los intereses, (que sería lo sostenible).    Con este ritmo la humanidad necesitará de 2 planetas en el año 2030 y casi 3 en 2050 para satisfacer las demandas en el consumo de recursos naturales de la Tierra.  (WWF, ONU, 2010)

Es hora de madurar,  nos estamos devorando los recursos de las

FOTOS del Simposio en León, Nicaragua, Oct/2011

próximas generaciones, y no sólo es obsceno y egoísta lo que hacemos, es irresponsable e inadmisible consumir más de lo que genera el sistema natural planetario, reduciendo el capital natural que necesitan heredar nuestros hijos para poder sobrevivir.   Estamos agotando al planeta con un modelo de vida escandalosamente ineficiente y superficial,  y ni siquiera lo estamos disfrutando, estamos viviendo vidas estresadas, gastando la mayor parte de nuestro tiempo en poder comprar y proteger cosas que no necesitamos en realidad, con paranoias de seguridad y transformando nuestros hogares en cárceles con rejas y sistemas de seguridad, para vivir confortablemente presos.     Es una locura cotidiana que se ha naturalizado peligrosamente en nuestras mentes, que en casos frecuentes nos terminan enfermando, construyendo fobias, y oscureciendo nuestro espíritu.       Debemos repensar el significado de ÉXITO PERSONAL y de CALIDAD DE VIDA en términos bien amplios y solidarios, buscando rápidamente lograr altos niveles de Educación de toda la Humanidad

Estamos ante una enorme Crisis de Sustentabilidad, el carácter finito de los recursos y servicios que tomamos del planeta es incompatible con un concepto de desarrollo basado en la acumulación y el crecimiento sostenido, y por ende ya podemos ir dando por agotada esta etapa Neoliberal del desarrollo, y sólo resta entonces conocer el tiempo de su agonía, y hasta dónde será capaz la humanidad de adaptarse y de repensar integralmente la sustentabilidad de todos los aspectos  de nuestros estilos de vida actual, modificando los malos hábitos, mientras se trabaja tratando de lograr consensos globales para llegar a acuerdos que den las garantías  mínimas suficientes de no superar los Límites de Carga de los ecosistemas del Planeta.

Ya pasaron casi 20 años desde la cumbre de Río, y las políticas que se implementan no actúan sobre nuestros actuales patrones de consumo y de Producción, que son la base de nuestra insustentabilidad.  La respuesta para reducir las emisiones globales fue la creación del mecanismo ratificado por el protocolo de Kioto[1], en el que los países desarrollados, principales generadores de los gases de efecto invernadero (GEI[2]) y principales deudores ambientales[3], en lugar de asumir un compromiso serio y responsable de reducción de emisiones, vieron la oportunidad de un enorme negocio con el sofisticado “sistema financiero” creado con el mercado de bonos del carbono, que no solo les permitió ganar grandes sumas de dinero haciendo inversiones en países subdesarrollados y vendiéndoles servicios[4], sino que les permitió seguir aumentando sus producciones (y sus emisiones), ignorando en forma suicida las consecuencias que ya le fueron pronosticadas. Hasta que no se abandone la hegemonía de la lógica Capitalista para pensar  el problema,  no surgirán acuerdos suficientes para garantizar la sustentabilidad del ambiente y la paz social.      A un año del vencimiento del protocolo de Kioto, no solo no se ha cumplido con la reducción de emisiones comprometidas, sino que en el año 2010 se ha superado un nuevo record de emisiones globales de gases GEI, habiendo superado la barrera de los 30 Petagramos (Pg, [5]) llegando a 30600 millones de toneladas globales de MTCE[6] (30,6 Pg) (World Energy Outlook[7], 2011),

En diciembre de 2011 se llevará COP17 en Durban, Sudáfrica, y todavía no existen suficientes avances significativos para lograr pre-acuerdos acordes a las necesidades y a la urgencia.    La falta de definiciones vinculantes sobre acciones concretas, serias y ambiciosas pone en duda incluso el cumplimiento efectivo del  acuerdo nominal firmado en la última COP16 de Cancún (de no superar los 2ºC de calentamiento global), y deja abierta la duda sobre nuestra capacidad lograr acuerdos globales… ¿?

Existen demasiados actores con intereses muy divergentes, pero  el poder de decisión real en un mundo capitalista sigue hegemonizado en manos de unos pocos actores que solo priorizan irresponsablemente y sin escrúpulos el crecimiento de sus propias situaciones financieras, con evidente voluntad política de que no cambie nada, mientras se tiran “bombas de humo” hablando de cambios, trabajan para que las cosas sigan como están, y para que el timón lo sigan manejando los mismos…    Y para lograrlo controlan además de “el poder del dinero”, una sofisticada y eficiente  “arquitectura mediática” y “política” que han desarrollado para llevar adelante un rebuscado modelo moderno de colonialismo virtual.

Así mismo, en el escenario económico internacional se está atravesando una de las más importantes crisis de la historia, mientras está explotando la burbuja financiera del sistema vemos caer las principales economías del mundo, como la de  los “EEUU que este año estuvo al borde del default”, y “La Unión Europea tambaleándose” por las profundas crisis económicas en algunos de sus países miembros, como Grecia, España, Italia, Irlanda y Portugal,    que pese a todos “los gritos de las evidencias” de esta crisis de sustentabilidad casi cotidianas, las recetas de la ortodoxia neoliberal del poder sigue siendo la misma: achicar las funciones y el patrimonio de los estados, para transferírselos al sector privado que controlan, Mientras los dirigentes políticos desfilan por los medios protagonizando toda una saga novelística mostrándose como héroes de una historia en la que  están salvando a los países pobres de la región, cuando en realidad están  salvando a sus bancos acreedores, mientras saquean estos países y liberan las reglas del mercado para continuar manejando la economía mundial con la diestra habilidad de un experimentado titiritero, avaro y sin escrúpulos.

Hay “Clima de cambio”, se siente en el aire, en la atmósfera…, el Cambio Climático ha puesto un límite sin precedentes, mientras que el elevado grado de avance en prácticamente todas las áreas del conocimiento nos ofrece un universo de oportunidades que hasta hace muy poco tiempo atrás no eran visibles ni reconocibles.    “Es tiempo de parar la pelota en este juego del desarrollo, tiempo muerto, y a preparar rápidamente la próxima jugada, porque si no cambiamos la estrategia del juego, el partido lo vamos a terminar perdiendo escandalosamente…”  Es tiempo de pensar, de analizar, de elegir, de cambiar, de controlar, de actuar, de que todos pongamos todo por el equipo… “Estamos viajando juntos por el cosmos en una misma nave, esta sofisticadísima nave espacial que es “nuestra tierra”, y nadie se puede bajar…”

Si decimos que las consecuencias negativas del ritmo del desarrollo se pueden atribuir a que “vamos más rápido que la velocidad de conocimiento de las consecuencias de nuestros actos“, surge así la necesidad de que todos los humanos podamos aprender y tomar conciencia del problema a mayor velocidad, y es así entonces que “los MEDIOS que usemos para la comunicación, la educación y la concientización, cobran la igual o mayor importancia que el contenido mismo del mensaje…!!!

Sin embargo y en contraste con esta necesidad, existen grandes dificultades para alcanzar y sostener campañas exitosas que busquen lograr cambios de tantos malos hábitos insustentables[8] de la población, porque mientras se dedican algunos pocos minutos a la educación ambiental, simultáneamente existe operando fuertemente, y hace mas de 30 años, una gran arquitectura mediática (sin control) dedicada exitosamente a inventarnos necesidades y deseos de consumo, generalmente superfluos, generando y sosteniendo una cultura de superficialidad y de derroche[9] que propenda a incrementar el consumo, muy peligrosamente arraigada en todos nosotros.  Resulta entonces prioritario dedicar esfuerzos colectivos para modificar el  gran desequilibrio que existe entre “las poderosas fuerzas” de esta mencionada “arquitectura mediática” promoviendo valores de consumo compulsivo y derroche, y “la suma de todas las fuerzas” de las estrategias de educación de valores sociales y ambientales que se están aplicando, porque este desequilibrio sencillamente pone a toda la sociedad y al ambiente en un estado de gran vulnerabilidad e indefensión, supeditado a la voluntad unilateral de los intereses económicos que dominan este “mercado de las comunicaciones”.     Resulta deslumbrante ver la forma en que ésta arquitectura mediática moldea y tergiversa conceptos como “sustentabilidad”, “ecología”, o “ambiente”, entre otros, para transformarlos luego en “sellos para la venta”, utilizadas como “slogans vacíos” de campañas publicitarias y políticas, que solo buscan aprovechar “las oportunidades que ofrecen los reclamos” de los pueblos,  para seguir haciendo “negocios” inescrupulosos.

Surgen entonces nuevos paradigmas que nos invitan a reflexionar sobre las responsabilidades sociales y ambientales, y sobre la regulación de “Los Medios”, como actor social principal, y su relación nodular con el funcionamiento sustentable de los desarrollos locales y regionales.  Es en este terreno donde se librará una de las más grandes batallas culturales pendientes, para poder acomodar a este gran actor principal atrás y al servicio de los intereses de los pueblos, y No al revés, como sucede en la actualidad.

Resulta evidente que “Nadie resuelve un problema que no sabe que tiene”, y que luego de enterarse y tomar conciencia, también será necesario aprender las formas posibles de resolverlo.  Para poder pensar mejor las campañas, debemos entender con madurez y paciencia, que las últimas generaciones nacieron y se criaron recibiendo una educación que les enseño un fuerte mensaje de que “para ser exitosos deben consumir y poseer cada vez más”, y se deberá atender también que es muy difícil desprenderse de comodidades luego de tenerlas adquiridas y arraigadas, pero como dijimos, lamentablemente no les van a alcanzar los recursos del planeta para vivir tal como fueron educados…  Muchos vamos a ser testigos presenciales de estos cambios históricos.

Para reducir esta vulnerabilidad resulta bastante evidente que hay que equilibrar estas fuerzas, pero dentro del marco de las leyes de la democracia y del aseguramiento de la sustentabilidad de los sistemas sociales y ambientales, multiplicando los espacios e instrumentos existentes, aprovechando también estas mismas herramientas poderosas de Mercadeo que desarrolló e implementó brillantemente el Neoliberalismo para hacernos creer sus basuras conceptualmente, pero para aprender masivamente a estar atentos y preparados para identificar y luego para minimizar los impactos ambientales negativos asociados a cada uno de nuestros actos cotidianos, individuales y como comunidad,  desarrollando políticas de aseguramiento de la calidad de nuestro ambiente, con la participación de todos, recuperando valores como la solidaridad, el respeto, la participación y la tolerancia, con alegría y entusiasmo por vivir y mejorar nuestros lugares en el mundo, mientras ayudamos natural y desinteresadamente al vecino con el suyo.

La Responsabilidad Social es un valor que deben tener todos los actores sociales, privados y públicos, y por supuesto las empresas, los medios, las instituciones, y cada individuo de una comunidad…, y no debería sorprendernos

El sector Industrial, como motor del desarrollo, se lleva un capítulo aparte a la hora de abordar esta problemática, ya que ha sido el principal responsable de las emisiones de los GEI que en este último siglo han provocado el cambio climático.   La rápida evolución y adecuación de este sector a los nuevos paradigmas del desarrollo es la que podrá “motorizar” el cambio hacia un modelo de desarrollo responsable y sustentable.    Con los cambios de paradigmas que provoca reconocer y respetar los límites prácticos del planeta, el desarrollo NO se va a poder seguir midiendo en términos de aumentos de volúmenes de producción, y por ende de aumento de su renta económica, los nuevos desafíos serán producir mejor,  y mejorar otros indicadores socio-ambientales del desarrollo de la empresa y las comunidades con las que se desarrollan.    Mientras que la única visión hacia adentro de una empresa sea maximizar su renta económica sostenidamente, buscando minimizar sus “gastos” en aspectos ambientales o sociales asociados, no podemos hablar de responsabilidad social con seriedad.    Todavía No se está logrando romper las barreras de las Hipocresías corporativas, y lograr que las empresas modifiquen su mirada hacia adentro, su propia visión de identidad, reconociendo  la enorme dimensión social que tienen las empresas como creadoras de los puestos de trabajo que motorizan el propio funcionamiento de la red social en todas la comunidades.  Este sector deberá entonces ampliar el horizonte de la mirada para  reconocer como capitalizar otras formas de valor…

Por supuesto que entre los actores principales están los Estados, ya que para pensar y conducir bien el desarrollo debemos recuperar  una Cabeza sana y preparada,  para lo que se requiere  fortalecer institucional  y funcionalmente los gobiernos locales, que son los que naturalmente deben encabezar la transformación de su ciudad hacia la sustentabilidad, que al pensar estrategias de solución, deben atender las complejas especificidades de cada región, e identificar la variedad de oportunidades específicas que se presentan, logrando el mayor consenso y coordinando con todos los demás actores sociales, en el marco de un sistema administrativo honesto, profesionalizado e informatizado,  con esquemas de mejora continua, y conceptos de gerenciamiento público  modernos y eficientes…    Sin dudas, un gran desafío, ya que el achicamiento y la precarización de los Estados es una de las peores Heridas que nos deja el Neoliberalismo.

Se debe establecer una nueva compatibilidad y nuevas prioridades entre lo Ambiental, lo Social, y lo Económico,  atendiendo y respetando las dimensiones culturales y políticas de cada región,  buscando un nuevo equilibrio viable y concertado entre las haciendas públicas locales y la economía privada.    Los recursos públicos son y serán escasos, y claramente insuficientes para afrontar por si solos los desafíos urbanos de las próximas décadas. (Prats, 1996)

Debemos entonces sostener e incrementar  una capacidad  de reconocer, entender, controlar, y tender a minimizar todos los impactos ambientales de todas las actividades.  (Minimizando nuestra Huella como individuos y como comunidad, y respetando los umbrales críticos de los ecosistemas).    El enorme progreso de las telecomunicaciones e Internet han revolucionado las comunicaciones, el comportamiento y las relaciones humanas.    Esto constituye un muy poderoso instrumento que puede ser usado positiva o negativamente.

Las sociedades que mejor se van a adaptar a las nuevas condiciones son aquellas sociedades suficientemente educadas, con la fuerza para lograr conciencia sobre el problema, con alegría y convicción para bregar sostenidamente para convertirse en comunidades sustentables con orgullo e Identidad, que viven y conviven en armonía con el ambiente, y tiendan a minimizar sus huellas ecológica colectiva a lo largo de su desarrollo.

Bajar el Documento Completo :  CAMBIO CLIMATICO, CLIMA DE CAMBIO,   Alejandro Falcó (27 pags)


[1] Tiene por objetivo para los países industrializados (grupo I), reducir las emisiones de GEI, en un porcentaje aproximado de al menos un 5% (es un valor promedio, cada país tiene sus propios porcentajes de reducción),  comparando las emisiones de cada país en el año 2012, respecto del año 1990.   Por ejemplo, si un país emitía 100  millones de toneladas de GEI en el año en 1990, al término del año 2012 deberá emitir menos de 95 millones de toneladas de gases GEI…

[2] Principales GEI: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), y otros gases.

[3] La Huella Ecológica (HE) es un método de medición que analiza las demandas de la humanidad sobre la biosfera comparando la demanda humana con la capacidad regenerativa del planeta. Esto se realiza considerando conjuntamente el área requerida para proporcionar los recursos renovables que la gente utiliza, la ocupada por infraestructuras y la necesaria para absorber los desechos. Cuando la HE de un individuo o País supera la capacidad per cápita del ambiente para proveer recursos y absorber sus externalidades, se convierte en Deudor Ambiental

[4] la mayoría de los fondos asignados a países en desarrollo fueron para realización de estudios técnicos realizados por profesionales del país donante, generándose puestos de trabajo de alta calidad, y haciendo retornar  las divisas donadas.  Se debe resaltar que muchos de estos estudio ciertamente son de gran utilidad para los desarrollos locales y regionales

[5] 1 Pg (petagramo)  = 1015 g = 109 ton = 1000 millones de toneladas

[6] MTCE: millones de toneladas de Carbono equivalente:  Suma ponderada de las emisiones totales de CO2, CH4, NOx, y todos los GEIs  haciendo la correspondiente transformación estequeométrica, y ponderando por su capacidad  de acumulación de calor respecto del CO2.  Es un indicador de referencia para poder comparar y sumar emisiones coherentemente

[7] publicación anual de la agencia Internacional de Energía, disponible en  http://www.iea.org/

[8] Como por ejemplo: dejar luces y equipos electrónicos prendidos, canillas abiertas, hábitos de derroche, tirar residuos en cualquier sitio, comprar cosas nuevas sin completar el ciclo de vida de la anterior, o no ser cuidados y atentos a las buenas normas de uso para  aprovechar  cada recurso, naturalizar el consumo de cosas sabidamente tóxicas (como el cigarrillo), etc, etc.

[9] Como bien describe el escritor Eduardo Galeano en su libro “Úselo y Tírelo”

REFERENCIAS:

IPCC, 2007.  “Climate Change 2007” en  http://www.ipcc.ch/pdf/assessment-report/ar4/syr/ar4_syr_sp.pdf

Guía Recursos Mundiales 2006. La Riqueza del Pobre (Instituto de Recursos Mundiales, PNUD, PNUMA, BM, 2006).

IPADE, 2007 “El cambio climático y los objetivos de desarrollo del Milenio”, (http://www.fundacion-ipade.org/upload/pdf/cambio_climatico_odm.pdf )

GEO 4, 2007, “Global Environment Outlook, environment for development”, UNEP, “Perspectivas de medio ambiente mundial, medio ambiente para el desarrollo”, PNUMA (Programa de las Naciones Unidas  para el Medio Ambiente): http://www.unep.org/geo/geo4/report/GEO-4_Report_Full_ES.pdf

Planeta Vivo 2010, WWF, ONU disponible en http://assets.wwf.es/downloads/infoplanetavivo2010.pdf

GEO3, 2002, “Global Environment Outlook, environment for development”, UNEP, “Perspectivas de medio ambiente mundial, medio ambiente para el desarrollo”, PNUMA:    http://www.unep.org/GEO/geo3/spanish/index.htm

CEPAL, 2010: Alicia Bárcena y otros, “La hora de la Igualdad. Brechas para cerrar, caminos para abrir”, Santiago de Chile, Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)/Naciones Unidas.  http://www.eclac.cl/publicaciones/xml/0/39710/100604_2010-114-SES.33-3_La_hora_de_la_igualdad_doc_completo.pdf

UNAM, 2010.  Neptalí Monterroso y Lila Zizumbo, “Contra  la domesticación del turismo”,

UNA, 2010.  J.C.Picón Cruz, J. Jiménez Torres, 1er Congreso DLS del pacífico central chorotega, , pag.232 http://fundacion-enlaces.org/site/wp-content/uploads/2010/12/Libro-del-1er-Congreso-de-Desarrollo-Local-Sustentable-Nicoya-2010.pdf

UBA, 1997.García Delgado, Daniel, “Hacia un nuevo modelo de gestión local. Municipio y sociedad civil en Argentina”,

Documental : Problemática Ambiental ¿Que puedo hacer yo? disponible en : http://fundacion-enlaces.org/site/?page_id=78http://vimeo.com/30472881 (21 min)

Documental “The Power of Community, How Cuba Survived Peak Oil”, “El poder de una comunidad, Como CUBA sobrevivió al período especial y al bloqueo”, disponible  en http://vimeo.com/8653921

Leave a Reply